miércoles, 16 de diciembre de 2009

Temazo.

Para los que no les guste la música electrónica, la canción no solo les resultará desagradable, sino que su base simple y repetitiva les servirá como ejemplo de que el house es chunga-chunga. Para los que de verdad les guste, y en general a todos los que le den una oportunidad este tema, una autentica joya, les descubrirá un sonido sueve y pegadizo que me enganchó muchísimo. La canción forma parte de la banda sonora de Berlin Calling de donde tomaron las imágenes para el videoclip, peli que aun no he visto, pero tomo buena nota de ella. Gracias Lino por el descubrimiento:


No hay comentarios:

Publicar un comentario