lunes, 29 de marzo de 2010

Trabajo y empresas.

Un homenaje a los míticos y legendarios trabajadores de los astilleros vigueses, uno de los últimos reductos de resistencia de un mercado laboral exprimido hasta la extenuación. Aunque el pasado año, a la mala situación económica sumada con una desastrosa gestión sindical y comunicativa quedaron con la imagen por los suelos. Aun así mi homenaje a tan bravos luchadores, os do metal dando jerra!!!:


Sin entrar en ideas cerradas de satanizar a cualquier empresario. Algunos de ellos han conseguido aunar, al menos en cierta medida, un comportamiento ético con un modelo empresarial de éxito. Aquí un buen ejemplo de un empresario moderno y con ideas frescas y claras:
http://www.expansion.com/2009/07/15/empresas/1247654952.html

Una frase para enmarcar, que muchas veces deberíamos tener más presente:
Un estilo de vida «normal» es vestirse con la ropa que has comprado para ir a la oficina y conducir a través del tráfico de la ciudad un coche que todavía estás pagando, todo ello para llegar a un puesto de trabajo que necesitas para poder permitirte pagar la ropa y el coche, además de la casa que se pasa todo el día vacía.
– Ellen Goodman, periodista
(vía Friki Orgulloso)

Y para acabar. No se si conoceréis un programa que se emitió en la sexta llamado el Aprendiz.
Es un programa que no me ha llamado la atención, sino que además me pareció bastante lamentable, tanto por la idea en si, el desarrollo, los participantes y las clases de los expertos con el gran Basat a la cabeza, llevando al máximo la técnica de "como yo he llegado alto os voy a hacer unas pruebas en plan abuelo cebolleta y vais a pensar que son la polla de originales y efectivas". De hecho solo vi unos minutos de uno de los primeros capítulos y aposté por un tal Juancho como ganador, por motivos poco gratificantes además. Por desgracia y para mi poca sorpresa, acerté.
Me encontré con un post interesante y con el que concuerdo en gran medida. Aunque se pueden matizar muchas cosas, me quedo con una frase de Manuel Almeida "Que no sé cuántas carreras, no sé cuántos idiomas y otros tantos másters no dan para vender aceitunas en un mercadillo".
Y en los comentarios no faltan los que apoyan o defienden la formula con jugosas observaciones.
El post:
http://mangasverdes.es/2009/09/29/los-mensajes-de-el-aprendiz-i-la-honradez-es-peligrosa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario