miércoles, 15 de septiembre de 2010

Y si no aprendes.

Y si al final no das aprendido el bendito idioma de Shakespeare, siempre puedes hacer como Pitingo y versionar sus canciones. Uno no sabe si reír o llorar. Así se queda el espíritu joven de Nirvana:


No hay comentarios:

Publicar un comentario