sábado, 19 de noviembre de 2011

Votaciones 20N.

Me permito pedir perdón por adelantado. Por los ofendidos, que con facilidad los habrá. Si no quieres escuchar nada de política no sigas leyendo. Gracias por tu comprensión.

Ya es sábado. Es el día de reflexión para las elecciones generales en España.
No voy a entrar si el claro vencedor lo será finalmente, si lo merece, o incluso si valdrá para algo.

Hoy he tenido un deseo, una soberana chorrada.

Este domingo habrá gente que vote al PSOE, fundamentalmente tratando de que no gane por demasiado el PP, en fins, al gusto, también hay los propios votantes del PP, muchos de ellos eufóricos de que se vuelva a la senda correcta (curiosamente y en casi su totalidad paletos que no tienen ningún beneficio real pero sienten englorificado su sentido de moral y unidad nacional) o simplemente gente que opina que no queda otra para salir de esta crisis que realizar un importante sacrificio (y seas del PP o no, votar a Marianico es un sacrificio muy grande) a favor de grandes recortes.
No se porque me los imagino yendo al médico, y cuando este les diagnostica un cáncer de riñón, rajándose a si mismos el hígado. Por supuesto no creo que para el médico sea fácil entender cuando les insista en el lógico sistema de realizarse un considerable daño casi aleatorio para solucionar un problema tan grave.

También tenemos a los que votarán a un partido nacionalista, buscando generalmente aprovechar nuestra 'peculiar' ley electoral para lograr una buena representación de una zona y población menor sobre el resto del estado, fundamentalmente con la idea de que si no consigues meter unas patadas y que suelte beneficios, por lo menos estar atentos a robar el último duro que quede y que cada cual se agarre donde pueda. OK, es lo que hay.

Luego tenemos a los 'colaboradores'. Gente que se abstiene de votar, pero no porque haga sol, llueva, ya quedara con los amigos, tenga partido o no le salga del nabo en general, no. Lo hacen como sistema de protesta, porque todos los políticos son una mierda y el sistema electoral no funciona. OK, si para protestar tuvieran que llevar un saco de cemento 1000 metros quería ver yo cuantos seguían siendo tan idealistas. Por supuesto tu puedes pasar de la política, pero la política no pasa de ti.
Con tu abstención das consentimiento y apoyo por defecto al sistema actual y consideras que no se precisa de tu opinión porque todo va perfectamente. Tu mismo, tranquilo, puedes llorar, despotricar y quejarte tranquilamente desde el cómodo sofá de tu casa, al menos mientras tengas sofá y casa.

Luego tenemos al grupo molón. A la que la gente que va a votar a un partido minoritario. No sabe ni a quien, ni porque, pero joder, ahora la gente cool tiene que votar a un partido pequeño, lo dice todo el mundo en Interné. Porque ya se sabe que PP y PSOE dicen siempre las mismas cosas y no valen para nada.
Realmente malamente pueden decir un partido político que no sean esos. Y obviamente apenas conocen salvo cuatro pinceladas de las principales leyes aprobadas o propuestas.
Solo apoyando a los grupos pequeños (aunque no ha leído un programa electoral en la vida, ni lo hará) podemos arreglar el mundo. Luego una sesión de Reiki y de aquí al Nirvana.

Después están los del voto en blanco. Que tantos y tantos siguen sin saber que sirve para apoyar de manera proporcional las opciones mayoritarias en tu circunscripción electoral. Apoyando por defecto a los demás, sin opinión propia y dificultando la entrada de nuevas opciones políticas. ¿Seguro que ese era tu objetivo?.

Y por último están los protestones. La gente que sabe que para poder protestar de verdad debe emplear el voto nulo. Bien, quieres votar en contra de lo que hay y sabes como hacerlo, está genial, en serio. La única pega es que es como decir lo que está mal sin dar soluciones. Si votas en contra de lo que hay, pero nadie apoya otras opciones, o incluso no se presenta nadie más, no se logra nada.

Como dije al principio he tenido un deseo, una locura de esas que normalmente te callas, porque lo lógico es callarte semejante gilipollez, que aun por encima es joder al personal.
Solo espero que cuando pasen las elecciones y salgan los gilipollas que salgan, y todo siga yendo como el culo, y la gente esté perdida, sin saber que hacer para conseguir trabajo, que estudiar, donde conseguir dinero, que hacer con su vida, como arreglar tantas cosas que no solo van mal, sino que desaparecen bajo nuestros pies. Cuando estén en una cafetería, protestando de lo mal que les va, que si cierra la empresa, ya se sabe, es la crisis... Y que la culpa es de los de siempre y que todo está igual de mal para peor y que los políticos son los culpables de todo y sobre todo esas cosas tan abstractas, misteriosas, lejanas, ajenas a nosotros e intangibles como son los mercados y sus primas de riesgo y la fulana que las parió. Esa gente que votó por votar y sobre todo por los que "decidieron" no ir, total... En el momento de esa tertulia donde derrochamos esos conocimientos infinitos caña café en mano, en medio de la cháchara, por un momento, solo por un momento, les parezca escuchar una voz al oído, palabras lejanas, suavemente, como cuando se te escapa un suspiro en una risa ahogada.
Ahora JÓ-DE-TE.

Vota a quien quieras de verdad y por los motivos que tu valores como buenos, PP-PSOE-BNG-IU-Falange-UPyD... O en blanco, o nulo. O incluso no vayas a votar. Pero al menos dedica un rato a analizar de verdad que quieres hacer y porqué.
Te sobra un cacho de tarde para darle mil vueltas si quieres, buscar información, leer propuestas o simplemente sentarte un momento y decidir que quieres hacer.
Mañana domingo es el único día en 4 años que a los que nos gobiernan les importa algo lo que pienses.
Es cierto que no debería ser así, cierto que puede ser muy poco tu peso, puedes ser solo uno entre la multitud, pero es el único día que tienes para decir lo que piensas.
¡¡¡Aprovéchalo!!!.