viernes, 2 de marzo de 2012

El principito mutante.

Algunas esperaban toda una vida a que apareciera en su vida un príncipe de sangre azul con el que convertirse en la cenicienta rescatada.
Hoy en día esa idea ya ha desaparecido, aunque algunas siguen esperando una polla andante y/o una billetera llena. Pero eso ya es cuestión de gustos.
Pero por si queda alguna con la idea idealizada de la sangre azul que sepa que tiene que elegir, entre los chorizos estilo Urdangarín, o unos cangrejos de rio que parecen sacados directamente de la peli Starship troopers.


No hay comentarios:

Publicar un comentario