domingo, 20 de mayo de 2012

Clásico intemporal.

Hay canciones, o incluso artistas, que nos traen recuerdos pasados, igual que asociamos olores, sabores... Muchas veces son chicas o relaciones. Otras son más simples o curiosas. Como temas de sabina que recuerdan partidas de cartas y rol con amigos con los que ya no mantienes contacto, discos de Queen que te trasladan a los increíbles pasajes del Tapiz de Fionavar o canciones que evocan viajes lejanos en el espacio y el tiempo y como no, noches inolvidables.
No todos los recuerdos son buenos o agradables, por unos motivos u otros. Hay algún disco que maldije asociándolo con tardes de estudio intensivo. ¬¬'
Pero al final todo es evocar en la memoria lo que ya está ahí y volver a deleitarse. Además con el tiempo las sensaciones se atenúan y como un aroma que con excesiva presencia se hace molesta, cuando se diluye deja un aroma agradable o que valoras en toda su complejidad.

Con todo, algunos temas te traen recuerdos aun más especiales. Y a veces, solo a veces, sin motivo, tienen su momento  único y especial. Como por ejemplo este tema en particular de Coldplay para mi:

No hay comentarios:

Publicar un comentario